OSTEOPATÍA VISCERAL

La Osteopatía visceral (órganos), es necesaria tenerla en cuenta a la hora de la recuperación de alguna de nuestras dolencias.

Las vísceras forman parte de nuestro cuerpo y como tal debemos darle la importancia que merecen y tratarlas en el caso de que se encuentren en alguna disfunción.

Todas las vísceras (estómago, hígado, intestinos….) poseen dos tipos de movimiento que son importantes mantener para que la funcionabilidad de la víscera sea óptima.

La Osteopatía Visceral se encarga de trabajar a este nivel, eliminando rigidez estructural mejorando la movilidad y motilidad visceral a la vez que estimula tanto su vascularizacióncomo su inervación.

Todas nuestras vísceras pueden presentar patrones de dolor referido cuando se encuentran en disfunción, cada una de ellas en diferentes partes de nuestro cuerpo, generando a su vez la existencia de tensiones anómalas fasciales y ligamentosas que generan una mayor rigidez estructural, y como consecuencia  de ello la posible aparición de dolor.

Las técnicas manuales viscerales ayudan a liberar bloqueos, mejorar la irrigación sanguínea y recuperar la movilidad.

RESERVE SU CITA

1 + 7 = ?